Semilla de Fe

Los muros de Jericó se derrumban

La historia de la toma de Jericó la encontramos en Josué 6:1-27.

Josué y los hijos de Israel acamparon cerca de la ciudad de Jericó. La ciudad estaba muy fortificada; tenía altos muros alrededor. Las puertas estaban cerradas a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Josué no sabía que hacer para vencer y entrar en la tierra que Dios les había prometido.

Él sabia que detrás de cada poder hay una fuerza espiritual que lo mantiene, y que la lucha realmente no es contra sangre ni carne sino contra fuerzas espirituales de maldad, por lo que acudió a Dios y entonces Jehová apareció a Josué y le reveló un plan para tomar Jericó. Josué y el pueblo hicieron exactamente como Jehová les había indicado.

Por seis días, Josué y todos los soldados marcharon una vez al día, alrededor de la ciudad amurallada, con siete sacerdotes llevando trompetas delante del arca del pacto. A su vez, el pueblo marchó en silencio, sin hacer ruido, sin gritar, sin hablar.

El séptimo día, marcharon siete veces alrededor de la ciudad con los sacerdotes tocando las trompetas. Y cuando tocaron las bocinas la séptima vez, todo el pueblo gritó a gran voz, y el muro se derrumbó.

Otra vez, Jehová mostró al pueblo que Él estaba con Josué. Mostró también su poder a todos los moradores de la tierra.

Los muros de cualquier opresión que vienen del mal se derribarán, si creemos que Dios es más que suficiente para ello y somos obedientes. Por lo tanto, como Dios ya lo hizo, solo nos queda verlo en el mundo físico, porque en el mundo espiritual ya está hecho. Para ello es importante confesar diariamente en forma afirmativa que Dios ya derribó los muros de opresión en nuestras vidas y que estos ya han sido quitados. No dudemos en absoluto, ni pidamos que lo haga, porque eso es dudar y creer que no lo ha hecho.

Si somos obedientes, entonces esa realidad la experimentaremos a través de nuestros sentidos.

Dios bendiga a todos los que somos de la fe en Cristo y su misericordia alcance a los que todavía no lo son.

Pst. J. Gehez Encinas

[polldaddy rating=”6794012″]

Un comentario sobre “Los muros de Jericó se derrumban

Déjanos tus comentarios ó pédidos de oración

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s