Semilla de Fe

La gracia de Dios

Queridos hermanos nosotros contamos con el favor de Dios, la gracias de Dios

Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.

Hechos 20:32

La palabra de su gracia es poder para darnos bendiciones, para sobreedificarnos y vivenciar nuestra herencia.

Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.

2 Pedro 1:1-3

La gracia de Dios es amor de Dios fluyendo a nosotros sin límites.

La gracia funciona por la fe.

Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe.

Romanos 3:21-27

Cinco cosas si queremos caminar con la gracia de Dios:

  1. Hay que recibir la abundancia de la gracia.
  2. Hay que recibir el don de la justicia por medio de Jesucristo.
  3. Hay que poner la Palabra en primer lugar en nuestra vida.
  4. Hay que creer en el nombre de Jesús.
  5. Hay que confesar diariamente la Palabra de Dios.

¡Yo tengo el favor de Dios alrededor de mí!

No olvidemos que el favor de Dios, la gracia de Dios, el poder de Dios, que es el amor de Dios, funciona por fe. Es así que somos nosotros quienes tenemos que desearlo y confesarlo para poseerlo. He ahí una de las razones importantes por la que es necesario conocer la Palabra de Dios.

Los amamos y bendecimos.
Pastores J. Gehez y Clia Encinas

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigos, círculos y seguidores, para que también reciban esta bendición.

Déjanos tus comentarios ó pédidos de oración

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s